Mas de Font Chaude se encuentra situada en una reserva y debe su nombre a las fuentes de agua natural que brotan en todo el predio. Tanto el pequeño pueblo de Lacoste, como sus visitantes pueden disfrutar del agua de este manantial, a una temperatura de 16°C.

El paisaje naturalmente bello de las aguas naturales se encuentra habitado por distintos animales de granja y un estanque natural, rodeados de cultivos de frutas y verduras que los anfitriones recogen para llevarlos directamente a su mesa, cada noche, conservando la frescura y calidad de cada producto.

Cada mañana, los huéspedes podrán comenzar el día con exquisitos desayunos. Las delicadas recetas de Victoria serán el inicio perfecto de cada mañana de relax y tranquilidad.